La recesión económica en España ha alterado la gestión doméstica de las finanzas en muchos hogares. La falta de liquidez para poder afrontar gastos inesperados o pagos no previstos conlleva a que muchas familias tengan necesidad de solicitar créditos rápidos. Los créditos bancarios en muchos casos no son una buena solución, ya que su poca flexibilidad y rapidez, unidas a los altos requisitos que se necesitan para obtenerlos, han potenciado el surgimiento de nuevas formas de financiación mucho más fáciles para particulares que se han visto afectados por una reducción del salario o por el desempleo. Una de las alternativas más utilizadas son los minipréstamos, que están orientados a cubrir gastos pequeños, con pocos requisitos y sin necesidad de papeleos.

Una de las compañías líder en la concesión de pequeños préstamos por Internet y móvil en Europa es Creditomovil. Pertenece al grupo financiero Ferratum, especialista en minipréstamos personales de corto plazo. Tiene presencia en más de 20 países, entre ellos, España, Holanda, Reino Unido, Suecia o Finlandia. Creditomovil es su nombre comercial y ofrece créditos desde 50 € hasta 700 € a devolver en un tiempo máximo de 45 días. Además, no es necesario presentar ningún tipo de aval o nómina. Una de las ventajas que ofrece la compañía de crédito es que el dinero se puede conseguir en efectivo a través de la red de cajeros Halcash operativos durante 24 horas los 7 días de la semana.

Los microcréditos son muy útiles a la hora de afrontar pequeñas necesidades de financiación. La inmediatez, sencillez y comodidad a la hora de solicitarlos son inmejorables. Para conseguir hasta un máximo de 700 € sin aval con Creditomovil, la solicitud del préstamo debe realizarse del siguiente modo:

  1. Rellenar la solicitud online con los datos personales indicando el importe del préstamo y el plazo máximo de devolución.
  2. Pulsar el botón SOLICITAR.
  3. Una vez realizado el trámite online, los datos son verificados. El proceso de aprobación es inmediato. Para nuevos clientes, proceden a la validación de algunos datos vía telefónica.
  4. En muy poco tiempo recibiremos el dinero en nuestra cuenta. Si la tenemos en Banco Santander o La Caixa, el ingreso será inmediato. Si no, lo recibiremos como máximo transcurridas 48 horas.

Para nuevos clientes, el importe máximo que se puede obtener en el primer crédito es de 300 €, en posteriores minipréstamos este límite aumentará. Los datos requeridos son los siguientes: nombre, apellidos, domicilio, código postal, fecha de nacimiento, DNI / NIE, e-mail y teléfono móvil. Este tipo de prestación puede solicitarla cualquier persona con la edad mínima requerida, 25 años, con el DNI / NIE vigente, un número de cuenta bancaria y que no figure en ningún listado de morosidad como ASNEF o EQUIFAX. Tal y como establece la ley LOPD, los datos personales son confidenciales y están protegidos. Sin una autorización previa, Creditomovil, no podrá utilizarlos para otros fines. Por lo tanto, debemos estar tranquilos ya que sin nuestro consentimiento, no pondrán nuestros datos a disposición de terceros.

Otra opción que se puede elegir para obtener los minipréstamos es la de Halcash. Se trata de un servicio bancario que permite retirar el dinero en efectivo en un cajero de alguna entidad bancaria asociado a Halcash. Puedes encontrarlos en las siguientes entidades financieras españolas: Bankinter, Banco Popular, EVO, Cajamar, ING Direct, Novagalicia Banco y Bankia. No se necesita ninguna tarjeta por lo que no es necesario ser cliente del banco donde vayamos a realizar el extracto. Para utilizar este sistema, será necesario marcar esta opción en el momento en el que se introducen los datos para solicitar un préstamo. De este modo, la celeridad en el proceso se incrementa aun más si cabe.

Por otra parte, si ya eres cliente, Creditomovil lo pone más sencillo y cómodo ofreciendo la posibilidad de solicitar un nuevo préstamo vía SMS con la palabra “PRESTAMO”.

La facilidad con la que se consigue liquidez es la misma a la hora de la devolución de los minipréstamos. Debe realizarse bien mediante transferencia o realizando un pago directo en ventanilla en cualquiera de las dos entidades con las que trabaja la compañía Banco Santander o La Caixa. Ahora bien, si en el plazo estipulado para la devolución de la cantidad solicitada, no se puede hacer frente, lo mejor es pedir una prórroga vía web o mediante un SMS. De este modo, el pago puede retrasarse 15 días. La operación puede repetirse hasta tres veces más por préstamo (cada prórroga consta de 15 días). Los honorarios son altos pero tal y como afirma Creditomovil “prorrogar es más barato que no pagar”.

Leave a reply

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

required