Los préstamos personales son una de las formas de financiación más utilizadas. Su uso es muy variado, pueden concederse para la compra de un coche, para realizar un viaje, una reforma en casa o una inversión para un negocio. La cuantía del crédito suele estar entre los 3.000 y los 60.000 euros y el período de devolución oscila desde los 6 meses hasta los 8 años. Como ocurre en todos los préstamos, cuanto mayor sea el plazo, más intereses se pagarán, aunque la cuota será menor.


  • Cantidad máxima: 5.000 €
  • Facilidades: Con Asnef y sin nómina
  • Vencimiento: Varios meses

  • Cantidad máxima: 15.000 euros
  • Facilidades: Con flexibilidad para devolverlo
  • Vencimiento: Hasta 6 años Más info »

  • Importe máximo: 60.000 euros
  • Plazo de amortización: 7 años como máximo
  • Requisitos: Tener una Cuenta Nómina o Sin Nómina

  • Importe máximo: 600.000 euros
  • Plazo de amortización: 15 años
  • Requisitos: Incluso Con Asnef y sin nómina. Debes ser propietario de una vivienda.

  • Cantidad máxima: 15.000 €
  • Facilidades: Sin nómina y con ASNEF
  • Vencimiento: 12 meses

  • Cantidad máxima: 1.000 €
  • Facilidades: Línea de crédito
  • Vencimiento: 26 meses

  • Cantidad máxima: 2.500 euros
  • Facilidades: Sin aval y con aplazamientos
  • Vencimiento: 24 meses

  • Cantidad máxima: 10.000 euros
  • Facilidades: En 48 horas y sin aval hasta 6.000€
  • Vencimiento: 60 mensualidades como máximo. Más info »

  • Cantidad máxima: 3.000 €
  • Facilidades: Con Asnef y sin nómina
  • Vencimiento: Hasta 24 meses

  • Cantidad máxima: Hasta 10.000 euros
  • Facilidades: Conduce tu coche mientras lo pones como aval
  • Vencimiento: 12 meses como máximo

Es conveniente informarse en varias entidades financieras para poder conseguir las mejores condiciones. La mayoría ofrecen mejores características a sus propios clientes, por lo que vale la pena que tengamos una cuenta corriente abierta con el banco al que pidamos finalmente el dinero. Domiciliando la nómina y contratando algún depósito a plazo fijo es probable que nos ofrezcan aún mejores condiciones.

También conocidos como préstamos al consumo, los créditos personales adoptan muchos nombres diferentes, normalmente según el destino al que vaya a dedicarse el dinero. Con ello podemos encontrar el préstamo viaje, préstamo vehículo, préstamo estudios o préstamo hogar por poner algunos ejemplos.

Garantías, tipos de intereses y gastos

Los créditos personales requieren de la garantía personal del prestatario, que habitualmente suele ser su situación laboral y su nómina. Si el crédito es de una cantidad elevada y/o la situación laboral del solicitante no es suficiente, se requerirá de uno o varios avalistas que puedan responder en caso de que no se pueda seguir devolviendo el dinero. También pueden aportarse avales para obtener mejores condiciones.

Los tipos de interés más utilizados en esta forma de financiación son los de tipo fijo, aunque existen los que aplican un interés variable vinculado a algún índice de referencia. Los gastos adicionales que se vinculan a los préstamos personales son entre otros, las comisiones de apertura, de cancelación parcial o total, las comisiones de estudio de viabilidad, las de modificación y las de tramitación. Según la entidad financiera se nos aplicarán más o menos gastos, por lo que es conveniente también realizar un sondeo entre varias para pagar lo mínimo posible.

One thought on “Préstamos personales y créditos al consumo

  1. Muy buena pagina web. Me alegra haberla encontrado. Siempre es agradable
    leer algo que me motive a leer.

    Reply

Leave a reply

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

required