A la hora de buscar financiación, los préstamos son una buena opción. Sin embargo, no debemos escoger cualquiera; lo recomendable es hacer un estudio sobre las posibilidades existentes y tomar una decisión en base a nuestras preferencias y necesidades. En ocasiones, las prisas o las ganas de comprar una vivienda o cualquier artículo que queremos no son buenas consejeras, y nos incitan a firmar un préstamo en condiciones que no son las mejores para nosotros o para nuestro negocio.

Para ello, tendremos que tener en cuenta varios aspectos fundamentales, cada uno de los cuales puede marcar la diferencia entre una buena y una mala financiación.

¿Qué necesitamos?

Conseguir dineroLo primero que tendremos que preguntarnos es: ¿cuál es la finalidad de solicitar un préstamo? No es lo mismo solicitar dinero para los estudios, para irnos de vacaciones o para comprar una casa. Cada préstamo tiene una finalidad diferente y cada uno de ellos tiene condiciones muy diferentes.

Así, por ejemplo, si nuestro objetivo es comprar una casa, tendremos que informarnos sobre préstamos hipotecarios; si, en cambio, queremos irnos de vacaciones, lo ideal es solicitar un préstamo personal; y si necesitamos dinero urgente para cubrir una necesidad transitoria de liquidez, puede que la mejor financiación sea a través de un préstamo rápido.

Informarse

Una vez hayamos definido la finalidad de nuestro préstamo, el siguiente paso es informarse sobre las opciones existentes en el mercado, visitando las páginas web de los bancos o empresas que ofrecen préstamos rápidos o, en última instancia, a través de asesoramiento financiero externo si no tenemos la suficiente formación en materia financiera.

Compara entre varios préstamos y entidades

Cuando tengamos reunida toda la información sobre una serie de préstamos que nos interesan, toca comparar. A día de hoy, existen multitud de comparadores en Internet que facilitan esta labor, comparando los costes en forma de intereses, comisiones y otras condiciones asociadas a cada uno de ellos.

Fíjate en la TAE, no el interés

Conseguir préstamosEn la información que aparece en la mayoría de publicidad de los préstamos, el interés que aparece es el tipo de interés nominal (TIN); es decir, el coste en concepto de intereses que tendremos que pagar cada año en función del capital concedido. Si bien es una información importante, es insuficiente, puesto que no nos dice nada ni de las comisiones ni de otros costes del préstamo.

Para comparar dos préstamos en unidades homogéneas tendremos que fijarnos en la TAE; es decir, la tasa efectiva de interés que se aplica al préstamo y que incluye todos los gastos relevantes del mismo. Por ejemplo, un préstamo hipotecario con un TIN de Euribor + 1% con una comisión de apertura y una comisión por estudio puede ser más caro que otro préstamo con un TIN de Euribor + 1,5% sin comisiones. Esta es la razón por la cual la comparación debe realizarse teniendo en cuenta solo la TAE.

¿Qué plazo necesito para poder pagar el préstamo sin agobios?

El plazo de amortización es otra característica importante. A mayor plazo, más dinero acabaremos pagando. Evidentemente, el plazo de amortización dependerá de la cuota mensual que acordemos al principio, que tiene que tener una relación directa con nuestros ingresos. Generalmente, las entidades financieras no suelen establecer cuotas mensuales mayores del 35% de los ingresos netos mensuales de la persona o familia a la cual se le va a conceder el préstamo.

Por ejemplo, si tenemos unos ingresos netos mensuales de 2.500 euros, la cuota máxima por la que nos concederán el préstamo será de 875 euros, con la que podremos acceder a un préstamo de unos 250.000 euros a 30 años con un interés del 3%. Además, las entidades suelen conceder solo el 80% del valor de tasación de la vivienda, lo que exige unos ahorros de notable cuantía para acceder a una vivienda y, por supuesto, estabilidad en los ingresos.

No existe un préstamo mejor o peor para nosotros. Todo depende de muchos factores y condicionantes que todos tenemos que tener en cuenta. En cualquier caso, este proceso requiere de tiempo para analizar todas las ofertas y escoger el préstamo que mejor se adapte a nuestras circunstancias particulares.

Leave a reply

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

required