Con el reciente episodio de Chipre, en el que se bloquearon los depósitos de miles de ciudadanos y en el que, finalmente, parece que se hará una quita a los depósitos que no tienen garantía estatal que puede superar el 50%, los ahorradores europeos le han visto las orejas al lobo y han empezado a preocuparse por su dinero depósitado en los bancos.

proteger-ahorros-quitasEn España se ha insistido en que no puede ocurrir un corralito como en Chipre, y que no se producirá una quita en los depósitos, aunque los que hacen estas afirmaciones también insistieron en que España no sería rescatada, en que no se realizarían recortes ni se subirían los impuestos, por lo que no se puede confíar en que no pueda ocurrir aquí también.

Por suerte, si queremos evitar preocupaciones y tener nuestros ahorros a buen recaudo existen métodos para protegerlos, incluso algunos de ellos nos reportarán más rentabilidad que los depósitos bancarios. Sin embargo, algunos de los métodos expuestos no están carentes de riesgo, por lo que es recomendable informarse bien antes de recurrir a ellos.

  • Contratar varios depósitos. El Fondo de Garantía de Depósitos (FDG) garantiza hasta un máximo de 100.000 €, por lo que si tenemos una cantidad mayor es conveniente repartirlos entre varios depósitos de diversas entidades, cada uno con una cantidad máxima de 100.000€.
  • Contratar depósitos en filiales españolas de bancos extranjeros. Muchas de las entidades financieras que tienen oficinas en España, tienen garantizados sus depósitos por los organismos correspondientes en sus propios países. Como ejemplos tenemos el holandés ING, el alemán Deutsche Bank o el francés BNP Paribas.
  • Contratar cuentas en el extranjero. Éste sería un paso más allá del caso anterior. Sin embargo, esta operación puede resultar en altas comisiones y gastos, además de que normalmente será necesario viajar al país en cuestión para formalizar el contrato en persona.
  • Invertir en deuda pública. Si compramos deuda española no es convieniente que el vencimiento sea superior a un año, son recomendables letras del tesoro a corto plazo, ya que últimamente tampoco están carentes de riesgo. También puede optarse por deuda pública de otros países más seguros como Francia o Alemania, aunque la rentabilidad en éstos casos en mínima.
  • Invertir en fondos de renta fija. Aunque es conveniente informarse muy bien antes de optar por esta opción, es una alternativa muy válida y normalmente más rentable que los depósitos bancarios.
  • Invertir en valores refugio. El mercado de los metales preciosos como la plata, el oro o el platino es una forma clásica de proteger los ahorros. Si embargo, no está exento de riesgos, ya que la especulación también afecta a este tipo de valores y, últimamente, se están dando movimientos bruscos que no hacen que sea un buen momento para entrar.

Leave a reply

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

required