La reunificación de deudas o agrupación de préstamos consiste en la unión de todos los créditos pendientes en uno sólo con el objetivo de reducir la cantidad total desembolsada cada mes y, también, para simplificar el proceso de amortización de las deudas con un único pago en lugar de varios. Para ello se contrata un nuevo préstamo de duración superior y menor cuota, con el que se cancelan el resto de créditos.

Aunque existe la posibilidad de que éste nuevo préstamo sea un crédito personal si la cuantía total no es muy elevada, en la gran mayoría de ocasiones habrá que utilizar un préstamo hipotecario. Si ya tenemos uno contratado, podremos ampliarlo para que cubra el resto de deudas, o bien contratar uno nuevo. Para hacerlo tendremos dos opciones, acudir a un banco o a un intermediario financiero que negocie con alguna entidad.

Entidades financieras

Reunificacion de deudasLa mejor opción es acudir directamente al banco para intentar que nos ofrezcan una solución para reducir el alto gasto en deudas. Si tenemos contratada una hipoteca, lo primero será acudir a la entidad con la que la tenemos firmada para intentar realizar una ampliación que nos cubra el resto de créditos contraídos. Si esto no es posible, se puede intentar contratar una segunda hipoteca sobre la vivienda o contratar un nueva hipoteca mayor con la que cancelaremos la anterior.

Hay que ser conscientes de los gastos que supondrá cualquiera de las opciones: comisiones por cancelación de los distintos préstamos activos, gastos de tasación, gestoría, notaría, estudio, etc. Además, la reunificación de deudas implica pagar menos cada més, pero durante más tiempo, por lo que los gastos totales en concepto de intereses serán mayores.

Intermediadores privados

En el caso de que el banco no nos ofrezca la posibilidad de agrupar nuestros préstamos en una hipoteca, tenemos la opción de acudir a una empresa de reunificación. Estos intermediadores financieros se encargan de negociar con varias entidades para conseguir que nos concedan una hipoteca con la que unificar las deudas. Suelen tener mayor poder de negociación que un individuo, por lo que suelen tener más éxito.

En éste caso, hay que sumar a los gastos comentados arriba, la comisión del intermediario, que no suele ser barato. También hay que asegurarse de que cumplen la normativa para evitar sorpresas. Deben estar dados de alta en el registro estatal de empresas previsto en la Ley 2/2009 y que puede consultarse en la página web del Instituto Nacional de Consumo.

One thought on “Dónde reunificar nuestras deudas

  1. Necesito reunificar deudas por importe de 75000 euros. No tengo propiedades ni avalista.
    Tengo nómina segura ya que soy funcionario.Estoy en sirve y rai.
    No doy dinero por adelantado.

    Reply

Leave a reply

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

required