El mayor miedo de cualquier ahorrador es perder el dinero que tanto esfuerzo le ha costado ganar a lo largo de toda su vida. En épocas de crisis, estos temores se acentúan, especialmente cuando los rumores sobre una posible quiebra de nuestro sistema financiero van adquiriendo cada día más relevancia y protagonismo en los medios de comunicación.

Nadie está exento de este tipo de problemas e incertidumbres, ni siquiera aquellas personas que no buscan riesgos y tienen sus ahorros en efectivo o invertidos en algún tipo de activo seguro. Pero, en líneas generales, ¿podemos afirmar que nuestros ahorros están seguros en España?

El Fondo de Garantía de Depósitos español

El Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) es un fondo financiado por las aportaciones de las entidades financieras que operan en España cuyo fin es cubrir las pérdidas de los depositantes en caso de insolvencia y posterior liquidación de las entidades financieras. En España, esta cobertura está limitada a los 100.000 euros por depositante y entidad.

Es decir, si tenemos una cuenta corriente abierta en un banco A con un saldo de 20.000 euros y este banco quiebra, el Estado nos cubre los 20.000 euros. Sin embargo, si el saldo de esta misma cuenta es de 102.000 euros, tendremos que asumir una pérdida de 2.000 euros, dado que el FGD solo nos cubrirá los primeros 100.000 euros.

Ahorros segurosEn caso de disponer, por tanto, de más de 100.000 euros en una sola cuenta corriente, lo más razonable es diversificar el dinero entre más de una entidad para que, de esta manera, la cobertura sea mayor (100.000 euros por entidad).

A pesar de que la mayoría de entidades que operan en España están adheridas al FGD español y, por tanto, tienen esta cobertura de 100.000 euros, existen una serie de entidades que no están cubiertas por el fondo español, aunque sí están adscritas al FGD de sus países de origen. Entre ellas, se encuentran las sucursales de entidades de crédito extranjeras comunitarias y las sucursales de entidades de crédito extranjeras no comunitarias. Por ejemplo, ING DIRECT depende del Fondo de Garantía holandés (y están cubiertos hasta el máximo que determine este fondo), el Banco Espirito Santo por el Fondo de Garantía portugués, etc.

¿Y qué ocurre con el resto de instrumentos de inversión?

La mayor parte de individuos tienen sus ahorros en cuentas corrientes en los bancos. No obstante, existe un colectivo bastante numeroso que invierte en otros productos de inversión, como las acciones de las compañías, los fondos de inversión o los planes de pensiones, generalmente a través de las mismas entidades financieras en las que tienen otros ahorros.

Estos instrumentos, al no tratarse de depósitos, no están cubiertos por el FGD de ningún país y, por tanto, existe la creencia generalizada de que, en caso de insolvencia y liquidación de un banco, los clientes perderán sus ahorros si los productos en los que están invertidos no son depósitos.

Sin embargo, se tratan de instrumentos de inversión especiales, puesto que están fuera del balance de los bancos. Es dinero que, a pesar de estar depositado en el banco (que actúa como entidad depositaria), está gestionado por otra entidad diferente, denominado gestora, e invertido en diversos activos y títulos que son propiedad del fondo que, a su vez, está dividido en participaciones que son propiedad de los propios partícipes. Este dinero está expuesto a otros riesgos diferentes, como el de mercado, pero, desde luego, no al riesgo de que una determinada entidad financiera entre en liquidación. Entre estos instrumentos, están los planes de pensiones y los fondos de inversión. Lo mismo sucede con las acciones. Son títulos que son propiedad del titular de una cuenta, pero el hecho de que estén depositados en un banco no es sinónimo de que, en caso de insolvencia, el titular vaya a perder su dinero.

Entonces, ¿están seguros mis ahorros en España?

En esto del dinero, ningún producto está exento de riesgos. En cualquier caso, parece que tanto nuestro país como el propio euro ha disipado todas las dudas sobre una posible ruptura. Aun así, todavía quedan personas escépticas que piensan que sus ahorros no están seguros en nuestro país, pese a tratarse de personas que no quieren asumir ningún tipo de incertidumbre. Desde luego, la certeza total no existe pero, hoy por hoy, estamos en condiciones de afirmar que nuestros ahorros están seguros, y esperemos que así sea durante mucho tiempo. Aún así, puedes leer nuestra lista de recomendaciones en caso de quita o de quiebra bancaria, para tener nuestros ahorros diversificados y reducir los riesgos.

Leave a reply

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

required