Ante la sequía de crédito durante los últimos años por parte de los bancos , que cada vez endurecen más los requisitos para conceder financiación, las familias, pequeñas empresas y autónomos tienen que recurrir a métodos alternativos para disponer de liquidez con la que afrontar los pagos del día a día. Existen varias forma de poder obtener dinero, algunas más arriesgadas que otras, pero que en un momento dado pueden resultarnos útiles para cubrir una necesidad.

alternativas-creditosEn general, estas medidas sirven para cantidades no superiores a 10.000 €. En caso de cantidades mayores ya es muy difícil acceder a alternativas viables a los préstamos bancarios, la única sería la de un familiar que disponga de bastantes ahorros, pero también dependerá de la confianza que exista y en el compromiso que adquirimos con esta persona. A continuación enumeramos algunas formas de anticipar dinero.

  1. Abrir una cuenta en un nuevo banco. Algunos bancos ofrecen la posibilidad de acceder a pequeños créditos al consumo para nuevos clientes, sobretodo en el caso de las cuentas nómina, con las que incluso a veces se permite el adelanto de una o varias mensualidades. También existen productos financieros como planes de ahorro que, al contratarnos, nos permite acceder a lineas de crédito.
  2. Acudir a algún familiar o amigo. Dependerá de la situación del conocido y de la confianza mutua, pero si tenemos la posibilidad, es una de las mejores opciones, ya que no pagaremos gastos ni intereses y, si el familiar o amigo dispone de bastantes ahorros, tendremos bastante plazo para devolver el dinero.
  3. Pedir un adelanto de nómina. Aunque suene extraño, aún quedan empresas a las que el negocio les funciona bastante bien y que pueden llegar a hacer el favor de adelantarnos algo de dinero.
  4. Tarjetas de crédito. Con las tarjetas de crédito podemos realizar compras que pagaremos de forma aplazada, resultando en algo parecido a un préstamo. Con ellas no podremos acceder a cantidades muy superiores a 3.000 €, si no disponemos de alguna tarjeta oro o platino, pero si es así, seguramente no nos habrán denegado un préstamo personal. Los intereses de los pagos aplazados con tarjeta de crédito suelen ser elevados.
  5. Préstamos rápidos y microcréditos. Esta opción es la que utiliza mucha gente que no puede acceder a los préstamos personales de las entidades financieras. Los créditos rápidos ofrecen una alternativa de financiación con muy pocos requisitos y de forma ágil, pudiendo obtener el dinero en menos de 24 horas. Lo malo es que los intereses que se pagan son altos, por lo que no es conveniente utilizarlos como un medio de financiación habitual.
  6. Créditos sociales. Son préstamos ofrecidos a personas en riesgo de exclusión social, por lo que si no estamos en ese caso nos será difícil acceder a ellos.
  7. Obtener algún avalista. En ocasiones, la inclusión de un avalista en el contrato crediticio nos puede permitir que el banco acepte la solicitud, por lo que es otra posibilidad para obtener un préstamo personal con unas buenas condiciones.

Leave a reply

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

required