Cashper es un proveedor de dinero rápido online que ofrece desde 50€ hasta 500€ a devolver en 30 días. No exige avales ni fianzas. Esta ausencia de condicionantes, permite que más del 90% de las solicitudes sean aceptadas. Una de las ventajas que diferencia a esta entidad prestamista frente a otras es que es posible que te concedan un minicrédito estando en ASNEF o algún otro registro de impagados. Además, no es necesario disponer de una nómina. Es suficiente tener una prestación por desempleo o cobrar una pensión para acceder a este tipo de prestación.

Su política es minimizar las gestiones evitando así la dilatación del proceso para solicitar un crédito. Por ello, solo se solicita una documentación acreditativa mínima. Toda la información se almacena en sus servidores y su utilización se limita solo al estudio previo para la aprobación del minipréstamo. La información enviada es tratada de manera confidencial.

Cómo solicitar el dinero

El primer paso para solicitar el minicrédito es rellenar la solicitud online de la web de Casper, elegir el importe (entre 50 a 500 euros) y el plazo de devolución (entre 15 o 30 días). Según Cashper, la vía de comunicación por excelencia más utilizada por sus clientes es la telemática. Y es que, la autonomía que proporciona este tipo de medio permite agilizar la gestión y evitar posibles demoras o papeleos.

Para nuevos clientes, una vez rellenado y enviado el formulario online, es necesario enviar por correo electrónico:

  • Una copia escaneada del DNI por ambos lados. Es importante que el documento se visualice bien, que sea nítido y que no supere los 2 megas. De no ser así, la mala calidad de los archivos enviados puede dilatar la otorgación del crédito rápido.
  • Justificante bancario donde figure el número de cuenta y los datos del titular junto con un justificante de ingresos (paro, pensión o nómina más reciente).

La cuantía a la que pueden acceder los nuevos solicitantes no podrá superar los 200€. El motivo es porque la compañía prefiere establecer una relación de confianza. Una vez se devuelva el dinero prestado en los plazos estipulados, los clientes podrán ir incrementando el importe del minipréstamo. Siguiendo este procedimiento y siendo puntuales en la devolución, se podrá acceder al máximo permitido en muy poco tiempo.

Si la entidad bancaria del solicitante coincide con alguno de los bancos asociados a Cashper (Bankinter, Bankia, Santander o Caixa Catalunya) el importe prestado será efectivo en pocos minutos. Utilizan un sistema de transferencias en los que no es necesaria una validación por parte de la entidad. Por ello, afirman que el dinero estará disponible en la cuenta del cliente en 10 minutos. En caso de que la cuenta la tengamos en otra entidad financiera, no superará las 24 horas. En cualquiera de las dos opciones, la tramitación de la solicitud se hace efectiva inmediatamente pudiendo disponer del dinero que necesitamos de manera sencilla, ágil y rápida.

Cómo devolver el minicrédito

La sencillez que acompaña a los trámites burocráticos (tanto para la solicitud como para su posterior reintegro) es uno de los secretos de éxito de la compañía prestataria. La devolución del importe más los honorarios correspondientes puede realizarse en un plazo de 15 o 30 días a través de diferentes vías:

  • Ingreso en efectivo en la ventanilla de las siguientes entidades  Bankinter, Santander, Sabadell, Caixa Catalunya o Bankia o en alguno de sus cajeros.
  • Mediante una transferencia bancaria a través de Internet.

Independientemente de la opción elegida para devolver la prestación, es muy importante indicar el número de cliente en el concepto del ingreso así como algún dato personal como por ejemplo, el DNI. De este modo, pueden localizar al usuario y cerrar la operación.

Si se acerca la fecha para devolver la cantidad y no puede hacerse frente a la misma, es importante solicitar una prórroga ampliando de este modo el plazo de devolución.

Los microcréditos de Cashper ayudan en los momentos financieros difíciles. La principal razón por la que se solicita un minipréstamo es por falta de liquidez. La escasez económica hace que algunos pagos imprevistos no puedan ser afrontados. Muchas familias ven mermada su situación financiera ante gastos inesperados como pueden ser una avería en el coche, una subida inesperada de su seguro, el pago de una elevada factura de luz, etcétera. La posibilidad de contar con un ingreso extra que pueda ayudar a salir de una situación complicada sin dar explicaciones, con un trato personal y extremadamente confidencial supone un gran alivio para muchos. Aún así, no es conveniente abusar de este tipo de producto financiero. Sus costes son elevados y por tanto, solo se recomienda su uso para casos de necesidad.

Leave a reply

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

required