Cuando necesitamos obtener dinero para financiar algún gasto o inversión es conveniente averiguar todas las posibilidades que nos ofrece el mercado crediticio. La primera recomendación es intentar no endeudarse y, si es inevitable, hacerlo por la menor cantidad y período posible. Actualmente existen dos fuentes principales de préstamos: los bancos por un lado y los prestamistas privados o entidades de créditos rápidos por otro.

Recurrir a unos u otros es una decisión que depende de nuestras circunstancias, del dinero que necesitemos y de la urgencia con la que lo necesitemos. La capacidad financiera que tengamos es también un factor clave para poder acceder a ellos, los bancos suelen pedir muchos más requisitos que los prestamistas privados. A continuación recogemos las ventajas e inconvenientes de cada tipo para orientarnos a la hora de pedir un crédito.

Préstamos privados

creditos-bancariosVentajas: Los préstamos rápidos apenas piden requisitos para su concesión, habitualmente con ser mayor de edad y no figurar en ninguna lista de morosos es suficiente. Algunas también piden tener una fuente de ingresos. Además, son muy rápidos, pudiendo incluso disponer del dinero en pocas horas.

Desventajas: El principal inconveniente de estos créditos urgentes es su elevado coste. Los intereses suelen ser muy elevados. Al ofrecer unos requisitos tan reducidos, las entidades asumen mayor riesgo y tienen una mayor tasa de impago, por lo que se ven obligadas a subir sus honorarios. Además, en caso de impago, las entidades financieras de crédito suelen incluirnos en listas de morosos de forma inmediata.

Créditos bancarios

Ventajas: Los préstamos personales que ofrecen las entidades bancarias tienen la ventaja de que son mucho más baratos. Los intereses suelen estar entre el 6% y el 14%. Además, la cantidad que se puede obtener de los bancos es muy superior, pudiendo llegar a los 60.000 € y, en caso de impago, las entidades son muchos más flexibles y tardan más tiempo en llegar a incluirnos en alguna lista de impagos.

Desventajas: Los requisitos que se necesitan son muy superiores, en ocasiones no son alcanzables por mucha gente. También suelen tener un tiempo de concesión mucho más elevado, ya que estudian nuestra situación personal para asegurarse de que somos solventes y podremos devolver el dinero.

Leave a reply

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

required