Una de las variables monetarias y económicas más importantes es, sin duda alguna, el tipo de interés. Su evolución, tanto al alza como a la baja, tiene importantes consecuencias sobre todos y cada uno de los mercados, desde la Bolsa, el mercado de Bonos o el de futuros, hasta el mercado de trigo o el de cebada, pasando por el mercado inmobiliario o el de créditos bancarios, tanto desde el punto de vista del acreedor como del deudor.

En este artículo, centraremos nuestra atención en las consecuencias que un descenso de los tipos de interés tiene sobre toda la economía, tanto desde el punto de vista del ahorrador como del consumidor, del acreedor como del deudor y tanto de la renta fija como de la renta variable.

Perjudicial para los ahorradores, beneficioso para los consumidores

El descenso de los tipos de interés es un juego de suma cero para ahorradores y consumidores. Constituye una buena noticia para aquellos que desean endeudarse, ya que pueden obtener créditos a un coste mucho menor, y una mala noticia para los que desean colocar sus ahorros en productos de renta fija, ya que la rentabilidad que obtendrán por su dinero será menor.

Por tanto, desde el punto de vista de la economía real, un descenso de los tipos de interés provoca un aumento del consumo mediante un incremento del endeudamiento privado, que se utilizará para adquirir, sobre todo, bienes de consumo duradero, como viviendas, coches o vacaciones.

Pero, por otro lado, provocará un aumento de la inversión empresarial, ya que incentivará la adquisición y renovación de su capital que empleará posteriormente en mejorar sus procesos productivos.

La bolsa y las commodities suben

tipos-de-interesDado que los productos de renta fija, como los bonos sobreranos, los depósitos a plazo o la deuda corporativa ya no resultan tan atractivos para los ahorradores privados, puesto que su rentabilidad se reducirá con el descenso de tipos de interés, la bajada de tipos provocará que muchos inversores decidan liquidar sus posiciones y buscar otras alternativas de inversión más rentables.

En este contexto, ganan especial importancia los productos de renta variable, y más concretamente, la Bolsa, que suele subir de manera notable. Los productos derivados, como los futuros, las opciones o los CFDs, al estar referenciados al activo subyacente, también experimentan un ascenso más que notable.

Por otro lado, la reducción de tipos de interés se suele asociar con períodos de recesión económica. En estas circunstancias, los inversores, ante el temor de insolvencia de los productos en su cartera o un colapso del sistema financiero, suelen refugiarse en otro tipo de activos más solventes como ciertas commodities entre las que destacan el oro y el petróleo.

Los acreedores pierden, los deudores ganan

Los préstamos bancarios suelen estar indexados a algún tipo de índice de referencia que son, por lo general, muy sensibles a los movimientos de tipos, con el objetivo de evitar un gran gap entre el tipo de interés de mercado y el tipo de interés de los préstamos. Por ejemplo, la mayor parte de préstamos hipotecarios están, en la actualidad, referenciados al EURIBOR, por lo que su evolución tiene consecuencias directas en el coste de la deuda.

Para el acreedor o prestamista (quien otorga el préstamo), el descenso de tipos de interés es perjudicial, puesto que verá caer los ingresos por el cobro de intereses. A cambio, el deudor o prestatario (quien recibe el préstamo) verá como el coste de su deuda es menor en comparación con el período anterior.

Estas son algunas de las razones por las que los Bancos Centrales deciden reducir el coste del dinero o tipo de interés en períodos de crisis de deuda. El coste de la deuda será más bajo, por lo que será más sencillo que los deudores puedan devolver antes sus préstamos, el consumo se reactivará y la Bolsa subirá. Aunque, hay que decir que siempre habrá un gran damnificado: el ahorrador.

Leave a reply

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

required