Los préstamos personales son una de las formas de financiación más utilizadas. Su uso es muy variado, pueden concederse para la compra de un coche, para realizar un viaje, una reforma en casa o una inversión para un negocio. La cuantía del crédito suele estar entre los 3.000 y los 60.000 euros y el período de devolución oscila desde los 6 meses hasta los 8 años. Como ocurre en todos los préstamos, cuanto mayor sea el plazo, más intereses se pagarán, aunque la cuota será menor. Continue reading

Como hemos visto en el artículo anterior, existen muchos parámetros que influyen en los tipos de préstamos y las entidades financieras ofrecen soluciones para casi todas las situaciones en las que una persona, familia o empresa pueda requerir financiación, con diferentes características y condiciones que se adaptan a cada caso.

Podemos encontrar distintas formas de clasificar los préstamos que existen en el mercado crediticio, por duración, por cantidad, por tipo de interés, por finalidad, etc. Nosotros hemos realizado una agrupación general que podría englobar varias variables como la cantidad de dinero, el plazo y las condiciones para la aprobación, especificando los subtipos más importantes en cada uno.
Continue reading