El gobierno ha aprobado recientemente una medida que prohíbe la concesión de hipotecas con plazos de amortización superiores a 30 años. Una recomendación que ya realizó hace unos meses el Banco de España para atajar el sobreendeudamiento de la población. Según nuestra opinión, se trata de una buena medida pero que llega muy tarde, ya que si se hubiera tomado hace 15 años se hubiera evitado uno de los factores que hincharon la burbuja inmobiliaria y que nos ha llevado a la actual situación de crisis económica.

hipotecas-30-anosLos préstamos hipotecarios que superan los 30 años suponen cerca de un 13 por ciento del total de hipotecas activas actualmente, por lo que esta medida supondrá un importante cambio en el mercado crediticio. Al limitar el plazo, se limita también el acceso a la financiación de inmuebles a las personas con rentas más bajas y supone un extrangulamiento más para el mercado hipotecario, pronunciando aún más la caída sin frenos que experimenta desde el año 2008.
Continue reading

Un préstamo hipotecario es un acuerdo financiero en el que una de las partes, el prestamista, presta una cantidad de dinero a la otra parte, el prestatario, que será devuelta en un período de tiempo acordado previamente, mediante el pago períodico de una cuota o letra. El dinero a devolver será la suma de la cantidad inicial más un porcentaje en concepto de intereses y una serie de gastos asociados.

prestamo-hipotecarioHasta aquí se trata de un préstamo como otro, pero la diferencia de los créditos hipotecarios es que para su concesión, además de la garantía personal del usuario, se incluye la garantía de un bien inmueble, habitualmente una vivienda, aunque puede ser también un local comercial o una nave industrial. Dicho inmueble se utilizará para cubrir el dinero solicitado en caso de que no se pueda devolver, pasándo a manos de la entidad bancaria, que lo venderá para recuperar el dinero.
Continue reading

En el mercado existen tantos tipos y clases de préstamos como situaciones diferentes en las que puede encontrarse una persona para necesitar pedir dinero prestado. Y es que las variables que pueden determinar la petición de una forma de financiación u otra son múltiples y hay que tenerlas en cuenta para poder elegir la que más convenga, siempre realizando un sondeo de las condiciones que ofrecen las distintas entidades. A continuación enumeramos las variables más importantes que influyen en los tipos de préstamos.

tipos-de-prestamos

  • Cantidad de dinero que se quiere solicitar. Según las necesidades se debe pedir más o menos dinero, la mayoría de créditos tienen límietes superiores e incluso inferiores, por lo que se tiene que elegir el que ofrezca la cantidad que se desea.
  • Requisitos para la concesión. Las características de un préstamo van directamente vinculadas a los requisitos que se pide para aceptar la solicitud. Cuantos más requisitos, mejores condiciones tendrá el crédito, es decir, menor interes, menos gastos, mayor límite de dinero disponible y mayor plazo para la devolución. Estos requisitos suelen ir relacionados con la capacidad de solvencia del demandante, por lo que a mayor capacidad, mejores condiciones se pueden obtener. Otra forma de obtener mejores condiciones es presentar avales que garantizen la transacción.
  • Continue reading

Las primeras tarjetas de crédito surgieron en los Estados Unidos, el primero en emitirlas fue el Chase Manhattan Bank, a principios del siglo XX, aunque no fue hasta mediados de siglo cuando su difusión aumentó y se extendió su uso en todo el país. Entre los años 50 y 60 su uso fue propagándose lentamente al resto del mundo, debido al uso cada vez mayor que los estadounidenses hacían de ellas fuera de su territorio, lo que hizo que se establecieran sucursales y oficinas de las entidades emisoras por todo el globo. Actualmente forman parte de la vida cotidiana en casi cualquier lugar.

tarjetas-de-creditoLas tarjetas de crédito son un instrumento de financiación que nos permite realizar compras que pagaremos de forma aplazada. Su forma suele ser la de una tarjeta de plástico que incluye un microchip, una banda magnética y un número de identificación en relieve. Su uso suele requerir la identificación por parte del usuario, como la presentación del DNI, pasaporte o permiso de conducción. Además, el uso del microchip, que fue introducido recientemente, hace el pago más seguro al necesitar la introducción de un número PIN, lo que ya no requiere de la firma del propietario de la tarjeta.
Continue reading