El gobierno ha aprobado recientemente una medida que prohíbe la concesión de hipotecas con plazos de amortización superiores a 30 años. Una recomendación que ya realizó hace unos meses el Banco de España para atajar el sobreendeudamiento de la población. Según nuestra opinión, se trata de una buena medida pero que llega muy tarde, ya que si se hubiera tomado hace 15 años se hubiera evitado uno de los factores que hincharon la burbuja inmobiliaria y que nos ha llevado a la actual situación de crisis económica.

hipotecas-30-anosLos préstamos hipotecarios que superan los 30 años suponen cerca de un 13 por ciento del total de hipotecas activas actualmente, por lo que esta medida supondrá un importante cambio en el mercado crediticio. Al limitar el plazo, se limita también el acceso a la financiación de inmuebles a las personas con rentas más bajas y supone un extrangulamiento más para el mercado hipotecario, pronunciando aún más la caída sin frenos que experimenta desde el año 2008.
Continue reading

Un préstamo hipotecario es un acuerdo financiero en el que una de las partes, el prestamista, presta una cantidad de dinero a la otra parte, el prestatario, que será devuelta en un período de tiempo acordado previamente, mediante el pago períodico de una cuota o letra. El dinero a devolver será la suma de la cantidad inicial más un porcentaje en concepto de intereses y una serie de gastos asociados.

prestamo-hipotecarioHasta aquí se trata de un préstamo como otro, pero la diferencia de los créditos hipotecarios es que para su concesión, además de la garantía personal del usuario, se incluye la garantía de un bien inmueble, habitualmente una vivienda, aunque puede ser también un local comercial o una nave industrial. Dicho inmueble se utilizará para cubrir el dinero solicitado en caso de que no se pueda devolver, pasándo a manos de la entidad bancaria, que lo venderá para recuperar el dinero.
Continue reading