Los depósitos bancarios son instrumentos de ahorro que ofrecen las entidades financieras para que los clientes depositen su dinero a cambio de una rentabilidad que suele expresarse en un % TAE. Ofrece menos rentabilidad que otras fórmulas como la renta variable o los fondos de inversión, pero también es un producto mucho más seguro y sencillo para cualquier cliente que lo contrate.
Continue reading